WhatsApp
Facebook


Todos los días se generan conversaciones, las cuales nos llevan a una tarea, un compromiso, seguir una instrucción, obtener una promoción, cerrar
una venta, expresar nuestro sentir, abrir posibilidades o cerrarlas, iniciar nuevos proyectos, conocer a otras personas, conocernos mejor a nosotros mismos, a una relación de amistad, a un romance, etc. Sin embargo, a veces no medimos la calidad o efectividad de nuestras conversaciones, y terminan dirigiéndonos a un rumbo no deseado.

En las empresas el costo de conversaciones pobres puede ser significativo, desde una alta rotación de talento o fuga del mismo, por un ambiente de trabajo hostil, o bien directamente una mala ejecución operativa por una deficiente coordinación y comunicación.
Lo mismo sucede en sentido inverso, es decir, conversaciones poderosas pueden detonar un incremento importante en los márgenes de utilidad y de forma sostenible en una ventaja competitiva frente a la competencia.
Por ello las 5 Cs de las conversaciones poderosas nos pueden ayudar a observar cómo lo estamos haciendo y empezar a realizar los cambios necesarios:

CLARIDAD
Seamos específicos, después de un breve contexto y explicar el objetivo de la conversación, vayamos directos al punto, de forma clara y concisa. Si no nos quedó claro algo, preguntemos y volvamos a preguntar cuantas veces sean necesarias hasta tener total claridad. Esto puede requerir un esfuerzo extra, sin embargo, puede evitarnos muchos dolores de cabeza después.

COMPASIÓN
Seamos amorosos, parte de este amor se demuestra con la presencia, la escucha efectiva, la empatía, el quitarnos los juicios y enfocarnos en el problema o tema y no tanto en la persona. Duro con el problema, suave con la persona. Cómo decimos algo, es mucho más importante que lo que decimos. Pregunta si necesitan ayuda para lo que desean lograr en su vida.

CURIOSIDAD
Demos doble click a lo que escuchemos, mostremos interés en conocer más de las situaciones, no nos quedemos en los encabezados, leamos lo que hay entre líneas, exploremos para ver y comprender mejor. A veces es necesario des-glosar las piezas del rompecabezas y observarlas a cierta distancia para poder reconocer e intervenir efectivamente. Las buenas conversaciones se distinguen por una escucha generosa, escucha el 90% y habla el 10%.

CONFIRMACIÓN
Si creemos haber entendido, nunca está de más confirmar lo que los demás quisieron decirnos. Observemos el lenguaje corporal, y validemos nuestra
interpretación, reconozcamos las emociones y agradezcamos la autenticidad de la otra persona, y reconozcamos las nuestras para que no interfieran en nuestra escucha efectiva.

COMPROMISO
Si la conversación fue excelente, al final habrá crecido la confianza entre las personas y se habrá establecido el compromiso de acercarse a lo que ambos desean. Hacer una síntesis sobre lo acordado, lo que cada uno se lleva
como reflexión, y puntualizar las tareas, es una manera de ayudar a que la conversación trascienda.
Se podrían agregar sin duda otras Cs. Empecemos con éstas 5 para recordarlas fácilmente y aplicarlas de forma inmediata.
Después de un tiempo ustedes pueden solicitar retroalimentación a sus colaboradores, pareja, socio, etc., y ver dónde aún pueden mejorar. Suerte.

Deja un comentario